top of page

Philippe Halsman

Actualizado: 10 abr 2021

Fotografiando Ideas.



Philippe Halsman fue un fotógrafo letón - estadounidense que revolucionó la forma de hacer fotografía de su época. Fue una persona que siempre tuvo claro que a través del conocimiento técnico del medio y de la experimentación dentro y fuera del estudio, conseguiría crear su propio estilo fotográfico. Y lo consiguió. Tanto para hacer los retratos más íntimos, como para hacer las fotografías más surrealistas que se le podían pasar por la cabeza, él lo consiguió.

Pero empecemos por el principio para entender bien quién era este fotógrafo y por qué ha pasado a la historia como uno de los fotógrafos más influyentes del mundo.


En su página web podemos encontrar su biografía, una historia realmente apasionante, donde él mismo nos cuenta, en primera persona, sus orígenes. “Mi padre era dentista, y mi madre tuvo que dejar su carrera de profesora cuando yo nací, el 2 de mayo de 1906 en Riga, Letonia. Riga era una ciudad vieja altamente civilizada de 300 mil habitantes. Tenía museos, una ópera, tres teatros y un ballet…Tenía una sola hermana, Liouba, unos años menor que yo, y estábamos muy unidos. Nuestras vacaciones de verano las pasábamos con nuestros padres en Europa. Antes de cumplir los dieciocho años, gracias a estos viajes, estaba ya familiarizado con la mayoría de los museos importantes de Europa, donde los retratos me cautivaron particularmente” (1).



Se interesó por la fotografía de forma casual, cuando encontró en el ático de su casa la vieja cámara de fotos de su padre. En esa época se trataba de una cámara de fotos que usaba placas de vidrio para revelar la imagen, y con tan sólo 15 años se compró un libro para aprender a usarla. Su modelo fue su hermana y para revelar las placas de vidrio montó un cuarto oscuro en el baño de su casa. La fotografía se convirtió en su pasatiempo favorito y él se convertirá en el fotógrafo de su familia y de sus amigos.

A los 18 años se fue a Dresde, Alemania, a estudiar ingeniería eléctrica, sin embargo el arte y la literatura le interesaban mucho más. ‘Había aprobado con éxito mis exámenes, pero a diferencia de la mayoría de mis colegas, no podía reparar un motor o un reloj. Cada vez más mis pensamientos se volvieron hacia la fotografía. Sentí la necesidad de tomar fotos, experimentar, crear. La fotografía me parecía aún inexplorada, un arte al comienzo de su crecimiento’.


Su hermana Liouba, que estudiaba artes en Paris, se enamoró de un joven francés y al poco tiempo, se casaron. Cuando Philippe fue a la boda se quedó fascinado por todo el arte que había en esta ciudad, así que decidió mudarse a la capital francesa.

Al principio estuvo viviendo en la habitación de un hotel, donde a pesar del reducido espacio, montó su estudio fotográfico, se compró una lámpara photoflood y pasó meses experimentando con los diferentes efectos que la luz podía provocar en los retratos de las personas. Unos meses después se hizo con una segunda luz y con una nueva lente, esta vez una Zeiss Tessar que le permitió tener fotografías perfectamente nítidas, una característica diferente en su estilo, ya que las fotografías que se hacían en esta época todavía estaban ligeramente desenfocadas.


Después de un tiempo y para poder tener mayor espacio, Philippe se mudó a un apartamento más grande en el corazón de Montparnase, que en los años ’30 era considerado el centro artístico de Paris. Como fotógrafo y artista, decidió que entre sus fotografías debía tener el retrato de los escritores que él más admiraba. Fue a visitar al escritor André Gide y le propuso hacerle un retrato. Durante la sesión de fotos se dió cuenta que cada vez que Gide conseguía tener una postura interesante para fotografiar y él estaba listo para disparar y hacer la foto, el escritor cambiaba de postura, y se perdía momentos irrepetibles, algo que lo llenó de frustración porque le sucedió lo mismo una y otra vez durante toda la sesión de fotos. Ya de noche, no podía dormir pensando en lo ocurrido ‘Y de repente me di cuenta que los tres segundos que precedían a la toma de la foto debían reducirse a cero’.


Para superar este problema, Philippe decidió que lo mejor sería diseñar él mismo su propia cámara y reducir el tiempo del disparo. Diseñó una cámara reflex de doble lente que producía negativos más grandes, de 9x12 cm. ‘Encontré un viejo ebanista, el nieto del ebanista que hizo la primera cámara para Daguerre. Con delicada artesanía implementó mi diseño utilizando la mejor madera de caoba. Ahora tenía una herramienta extremadamente útil, con dos lentes Tessar de 210 mm, una herramienta que hasta donde sé, nadie más poseía’.


Ahora no sólo hacía retratos, sino que también podía captar las personalidad de sus modelos a través de su lente. Halsman empezó a ser conocido en Paris por el estilo personal de su trabajo y fue visitado por artistas y escritores. Trabajó para diferentes revistas de moda de la época, incluida Vogue, y pudo hacer exposiciones con una muy buena crítica.


Madame Muth. Paris, 1938.


Poco tiempo después comenzará la Segunda Guerra Mundial, los nazis empezaron a bombardear Paris. Halsman pudo enviar a su familia a los Estados Unidos junto con su hermana y su marido. Pero él no podía conseguir la visa americana porque no tenía la nacionalidad francesa, sino la Letona. Su amigo Albert Einstein, intercedió por él para que fuera agregado a la lista de escritores y artistas europeos que recibieron visas del Comité de Rescate de Emergencia, organizado por la Sra. Eleanor Roosevelt, y pudo abandonar Europa para empezar una nueva vida en América.


Llegó a Nueva York el 10 de noviembre de 1940, sabía hablar cinco idiomas pero no inglés, no tenía amigos, dinero y casi nadie había oído hablar de su trabajo. Con su familia vivieron durante una temporada en la habitación de una pensión. Consiguió trabajo en una agencia de fotografía pero el dinero y las asignaciones eran escasas, no les alcanzaba para vivir bien…hasta que un día conoció a Connie Ford, una joven de 18 años que estaba empezando su carrera como modelo. ‘Para mí, simbolizaba todo lo que me gustaba en Estados Unidos: la juventud, la belleza y la fuerza de este nuevo país. Decidí hacer una fotografía que podría llamar "El perfil americano". Me compré una bandera estadounidense hecha de papel. Mi iluminación consistía en dos reflectores comunes… puse la bandera en el suelo y ella se tumbó con la cabeza sobre la bandera… A Connie le gustó la imagen y la puso en su photobook…meses después esta foto la vió el magnate de los productos de belleza Elizabeth Arden, quien decidió que esa era la imagen que estaban buscando para anunciar su lápiz labial ‘Victory Red’. Connie se hizo famosa de la noche a la mañana… La fotografía ganó la Medalla del Club de Directores de Arte y me abrió muchas puertas’.



Poco a poco empezó a trabajar para la revista LIFE, la más popular del momento. Frecuentemente le pedían fotografiar ideas, algo que realmente le fascinaba ya que según él mismo, cada idea suponía un reto.

Cuando conoció a Salvador Dalí en 1941 tuvieron una conexión muy especial que se tradujo en multiples colaboraciones artísticas. Juntos llevarán el surrealismo al estudio fotográfico haciendo puestas en escena increíblemente divertidas. Halsman disfrutó creando, experimentando, llevando la pintura al escenario para hacer su propia re-interpretación de las mismas. Utilizará distintos puntos de vista, juegará con la ilusión, la profundidad de campo, la perspectiva, los saltos, creando formas e ideas nuevas. Cada puesta en escena para una fotografía nueva se conviertirá en un collage donde los distintos elementos jugarán un papel importante en la acción, siempre dinámica.


Dalí Atómicus


Como podemos ver en esta foto, todos los elementos que aparecen en la imagen están suspendidos en el aire: una silla, Dalí saltando, el caballete donde va a pintar, los gatos, el agua, el cuadro de Dalí ‘Leda Atómica’ que usaron para inspirarse en esta idea y que esta en el lado derecho. Lo único que parece tocar el suelo es el pequeño caballete que hay debajo del cuadro. El resto de los elementos están en el aire.



En esta foto del ‘detrás de cámaras’ podemos ver uno de los intentos que realizaron los artistas, aunque en vez de gatos tenemos lo que parece ser una tostadora, un par de fotos y la imagen de un reloj deformado bien surrealista. Según cuentan, para realizar esta fotografía tuvieron que hacer 27 intentos (2)…así que imaginaros el currazo, especialmente para la pobre chica de la limpieza! Tirar 27 veces el agua y los gatos! Ahora hubiera sido un escándalo hacerlo.




Esta otra foto es realmente genial. Halsman juega con la idea de “lo que pasa por la cabeza del artista”. Vemos a Dalí en primer término, sentado en la esquina izquierda de la imagen elegantemente vestido con traje, sombrero de copa y bastón, con el rostro pensativo y sorprendido ante las ideas que van apareciendo por su mente. Mientras, en segundo plano y en el lado derecho de la imagen, se revela la imagen que posiblemente está pasando en ese momento por su cabeza…está pensando en la muerte pero a su manera, muy al estilo de Dalí...con la figura de una calavera pero hecha con el cuerpo desnudo de siete mujeres.




Y por supuesto el detrás de cámara no tiene desperdicio! Como podemos ver, la puesta en escena es fundamental y Halsman tuvo siempre diferentes asistentes para ayudarlo a hacer realidad sus ideas.


Dalí fue su gran compañero de juego en el estudio. Juntos realizarán una serie fotográfica muy divertida donde le rinden homenaje al famoso ‘Bigote de Dalí’. En su biografía Halsman escribe: "Para mí la fotografía puede ser muy seria o muy divertida... Yo particularmente disfruto este juego cuando lo juego con Salvador Dalí. Éramos como dos cómplices. Cada vez que tenía una idea inusual, le pedía que fuera el héroe de mi fotografía". El resultado de su trabajo fue publicado en diferentes libros fotográficos. Nunca un bigote dio tanto juego! En cualquier caso, cuál es tu foto favorita?  





En 1949 la revista LIFE le encargó fotografiar al artista francés Jean Cocteau (3). Este nuevo encargo tenía como objetivo retratar lo que había ‘en la cabeza del artista’. Y el resultado fue realmente sorprendente.


Increíble, verdad? Cómo se consigue una foto así?

La puesta en escena es una vez más, surrealista. Crean un mundo onírico cercano a la pesadilla. Los personajes parecen estar flotando en el espacio, especialmente Cocteau, parece que en cualquier momento se va a caer y necesita la ayuda de su compañero. Sus rostros reflejan angustia y miedo. Los músculos tensos del cuerpo de su compañero, que parece estar haciendo un gran esfuerzo por salvarlo. Y el reloj con las horas completamente cambiadas ayudan a crear esta sensación de caos. Realmente la imagen tiene un significado muy personal. Si leemos un poco sobre la vida y obra de Cocteau podamos hacernos una idea más clara de lo que puede pasar por la cabeza del artista. 


Otra serie fotográfica increíble fue la que hizo para Alfred Hitchcock en la promoción de la película "Los Pájaros" que se estrenó en los Estados Unidos en 1963.

Aquí Tippi Hedren aparece de perfil y sobre ella, casi cubriéndola por completo, aparece el cuervo. La foto fue utilizada como uno de los carteles promocionales del film.



Y en esta otra foto podemos ver claramente representada la mente del director… quien aparece en la parte de atrás, en un segundo plano, almorzando tranquilamente, concentrado en su comida y con una pose de señorito inglés. Mientras tanto, en primer plano aparece su personaje femenino siendo atacada por dos pájaros, completamente despeinada, sucia y con cara de terror. El contraste es realmente genial, Halsman consiguió captar el humor negro del cineasta, característico de sus películas para crear esta magnifica fotografía.



Halsman tiene también una hermosa colección de fotografías realizada con diferentes artistas de la danza y el ballet, tanto en estudio como en espacios naturales. En sus fotografías en estudio, el fotógrafo juega con las luces y las sombras para aportar dramatismo a la acción.




Tanto en estudio como en espacios naturales, sus fotografías siempre serán muy dinámicas, con hermosas composiciones y puntos de vista increíbles. Aquí el bailarín salta imitando las formas del avión que tiene detrás de él, en un movimiento hermoso, armónico y elegante.




En esta otra fotografía juega con la idea de la profundidad, colocando a los artistas en diferentes posiciones a lo largo del campo, creando una linea diagonal compositiva que parte el cuadro en dos. Nuestra mirada se detiene en la primera bailarina sentada en el suelo, luego en la segunda y finalmente va directamente a ver al artista saltando detrás, en un movimiento realmente bello. Las nubes en el cielo y las dunas en el lado izquierdo también ayudan a crear esta profundidad, aportando una sensación de armonía con el entorno.



En 1945 Philippe Halsman fue elegido el primer presidente de la Sociedad Americana de Fotógrafo de revistas (ASMP) donde dirigió la lucha para proteger los derechos creativos y profesionales de los fotógrafos. En 1958, sus colegas lo nombraron uno de los mejores fotógrafos del mundo, ya que Halsman había conseguido realizar 101 portadas para la revista LIFE. Ningún otro fotógrafo de su tiempo consiguió algo así.

Sus famosos retratos fueron tan famosos que fue invitado a impartir un seminario en The New School titulado ‘Retrato Psicológico’ (4).


Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, John F. Kennedy, Grace Kelly, Marilyn Monroe, Woody Allen, entre otros rostros famosos fueron retratados por Philippe Halsman.




Y para terminar, no podemos dejar de ver su serie ‘Jumpology’. A principios de los años ’50 Halsman comenzó a pedir a sus modelos que saltaran para él después de cada sesión (5). "Cuando le pides a una persona que salte, su atención se dirige principalmente hacia el acto de saltar y la máscara cae para que aparezca la persona real” (6).


Audrey Hepburn




Marilyn Monroe




Brigitte Bardot



Y con esta hermosa cara de felicidad y libertad me despido. Espero que les haya gustado esta pequeña muestra del trabajo de este gran fotógrafo que se atrevió a romper las normas del momento para crear su propio estilo, siempre desarrollando sus propias ideas, explorando cosas nuevas y en definitiva, disfrutando de su propio trabajo. Los invito a que vean su trabajo completo en su página web, realmente merece mucho la pena!



Referencias:



134 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page