top of page

Jacob Riis

Actualizado: 10 may 2021

El Fotoperiodista que cambió la vida de miles de personas en Nueva York


Hoy me gustaría hablar de este gran fotógrafo danés que, gracias a su trabajo, consiguió cambiar muchas cosas en la época que le tocó vivir, especialmente aquellas relacionadas con las condiciones de vida de los barrios más pobres de Nueva York. Un fotógrafo que hasta la fecha sigue siendo un referente social a nivel mundial.


Jacob Riis nació en Ribe, un pequeño pueblo de Dinamarca, en 1849. Fue el tercero de 14 hermanos. A pesar de que su padre fue profesor de escuela, tenía demasiadas bocas que alimentar y la situación económica de su familia era muy precaria, tanto así que muchos de sus hermanos murieron debido a enfermedades como la tuberculosis y aquellas relacionadas con la contaminación del agua. Sólo cuatro de ellos pudieron vivir más de veinte años.

En 1870, cuando Jacob cumplió 21 años decidió emigrar a los Estados Unidos en busca de una vida mejor. Se dice que hacia 1890 un tercio de la población de Dinamarca tuvo que abandonar su país (1).



Llegó a Nueva York en una época de gran convulsión social. La ciudad recibía millones de personas de todas partes de Europa: Alemanes, Italianos, Checos, Irlandeses, Escoceses, Chinos, Daneses, Judíos… la gran mayoría se quedaban a vivir allí, haciendo que la ciudad creciera en un 25% y pronto llegó a ser una de las ciudades más pobladas del mundo.

Muchos de estos inmigrantes vivían hacinados en lo que hasta el día de hoy se conoce como el Lower East Side de Manhattan, uno de los barrios mas antiguos de Nueva York, pero también uno de los barrios mas insalubres y peligrosos en esa época.

Como emigrante, Jacob Riis conoció enseguida las tristes condiciones laborales y de vida de los recién llegados. Tuvo que trabajar como peón, albañil, herrero, carpintero, vendedor… experimentando los peores aspectos asociados a la industrialización y a los excesos derivados del capitalismo: la explotación laboral. Tuvo que dormir en la calle y muchas veces compartir el espacio de una habitación con otras personas. Según Riis, en esta época hombres y mujeres tenían que pagar 5 centimos por el espacio para dormir ya que no habían suficientes casas para todos y muchos de ellos tuvieron que dormir en el suelo.


Después de tanto esfuerzo y gracias a un golpe de suerte, en 1877 entró a trabajar como reportero policial para el New York Tribune. Será aquí donde empezó a realizar una serie de investigaciones y fotografías sobre las condiciones de vida de los barrios marginales en el Lower East Side de Manhattan, un tema que el conocía muy bien y que lo llevó a reflexionar sobre la necesidad de una reforma integral de estos barrios (2).


Niños en el callejón Mullens



En 1888 dejó el Tribune para trabajar en el New York Evening Sun donde continuará su trabajo de documentación sobre las condiciones de vida de los más pobres. Riis fue uno de los primeros fotógrafos en utilizar el flash de magnesio como fuente alternativa de iluminación para poder retratar la vida nocturna de los suburbios y también poder iluminar el interior de los hogares, exponiendo por primera vez en la historia la miseria en la que vivían miles de familias y trabajadores de la ciudad, convirtiéndose así en uno de los pioneros del Fotoperiodismo.

Realizando su trabajo de investigación periodística, Riis llegó a tener una relación profesional y de amistad con Theodore Roosevelt, que por aquel entonces era Jefe de Comisiones de la Policía de Nueva York, con quien tuvo que trabajar mano a mano. Roosevelt tenia mucho cariño y respeto por Riis, de quién llegó a decir que era “el mejor estadounidense que había conocido”.


Inquilinos en una vivienda de Bayard Street. 5 centavos el espacio. 1889.


Niños sin hogar durmiendo en la calle


Niño trabajando.


Habitación para mujeres en la estación de Policía de la calle Eldridge.

Como la ciudad no tenía un sistema de refugios para personas sin hogar, la estación de policía albergaba habitaciones para que hombres y mujeres pudieran pasar allí la noche (3).



Jacob Riis Utilizó estas fotografías para realizar su primer libro: How the Other Half Lives. Studies Among the Tenements of New York” o “Cómo vive la Otra mitad. Estudios sobre las viviendas de Nueva York” que fue publicado en 1890.


En su libro también habla sobre la explotación laboral a la que se ven sumidos los trabajadores, así como de la explotación infantil, ya que en esta época muchos niños trabajaban en la industria textil o vendiendo periódicos. También habla de la baja escolarización infantil, de la falta de áreas verdes en la ciudad y patios de recreo donde los niños pudiesen crecer de forma saludable.

Su primer libro fue todo un éxito de ventas. Por primera vez se incluían en un libro imágenes con apariencia fotográfica que ilustraban un texto. Jacob Riis se dedicó a viajar por todo el país promocionándolo, buscando los apoyos necesarios para que se cambien las leyes y se mejoren las condiciones de vida de los trabajadores. En cada exposición mostrabas sus fotografías gracias a la ayuda de la linterna mágica, la forma más primitiva que existía del sistema de diapositivas que conocemos ahora, para ilustrar sus discursos, defendiendo la idea de que “Es el entorno el que hace a una persona, cualquiera puede convertirse en un buen ciudadano, si se les da la oportunidad”.


Una casa italiana...


Riis consiguió influir en la opinión pública gracias a su incansable trabajo dando conferencias, escribiendo artículos de periódicos y revistas, y continuando con la publicación de libros (4).

El 21 de agosto de 1891 escribió un articulo para el New York Evening Sun denominado “Some things We Drink” donde denunciaba la contaminación del agua que llegaba a la ciudad y alertando de las posibilidades de que hubiera una epidemia de cólera. Y como ya era un periodista reconocido, las autoridades siguieron sus consejos y tomaron las medidas necesarias para que esto no ocurriera.


En 1892 publicó otro libro centrado en la problemática de los niños inmigrantes llamado “The Children of the Poor” o “Los hijos de los pobres”. Para escribir su libro trabajó con un amigo del Departamento de Salud, quien le ayudo dándole la información estadística que necesitaba sobre la salud pública, la educación y la delincuencia. Argumentó que enseñar a los niños inmigrantes sobre la democracia estadounidense ayudaría a hacerlos ciudadanos productivos.

Zona de juegos infantil


Riis colaboró ​​con las Hijas del Rey, una organización de mujeres de la iglesia episcopal, para establecer una casa de beneficencia en 1890 que ofreció clases de costura, clubes de madres, atención médica y campamentos de verano. En 1901, la organización pasó a llamarse “Jacob A. Riis Neighborhood Settlement House” en honor a su fundador y amplió el alcance de las actividades para incluir atletismo, clases de ciudadanía y teatro. Y lo más sorprendente es que hasta ahora esta casa sigue existiendo (5).


El trabajo de este gran fotoperiodista tuvo un gran calado en la política social de la época, ya que no solo consiguió que se erradiquen las casas insalubres de Nueva York sino que también consiguió que se construyeran parques para el disfrute de la población y cuando Theodor Roosevelt llegó a ser presidente de Estados Unidos hizo que todos estos cambios sociales llegaran no sólo a todo Nueva York sino también a todo el país.


Mulberry Bend

Mulberry Bend fue una de las peores partes de los Cinco Puntos de NY, con múltiples callejones traseros como Bandit's Roost, Bottle Alley y Ragpickers Row.


En 1897, debido en parte a los esfuerzos del fotoperiodista danés Jacob Riis, Mulberry Bend fue demolida y convertida en Mulberry Bend Park. El espacio verde urbano fue diseñado por Calvert Vaux.



En 1911 Mulberry Bend Park pasó a llamarse Columbus Park (6) y continúa existiendo hasta el día de hoy, formando parte del Barrio Chino en Nueva York.




Espero que esta magnifica historia les haya gustado, pero sobretodo espero que les haya servido de inspiración para seguir trabajando, y tener en cuenta que todos los grandes cambios de la humanidad han sido realizados por personas como nosotros, con paciencia y arduo trabajo. No dejen de hacer fotos y de denunciar las injusticias allí donde estén :D


by Gisella Burga


Referencias

177 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page